Saludos desde PNNL, Richland

on

Hola compañeros, qué les puedo decir, aquí la vida es algo totalmente diferente, es muy tranquila comparada con Puerto Rico y muchas otras ciudades. Los establecimientos de comida y los supermercados cierran a las 10pm y el que está abierto 24 horas está a unos 8 a 10 km de distancia de donde me hospedo. Compré una bicicleta, los que me conocen saben que desde mi primer año siempre he andado en bicicleta. Como les dije es un lugar bien tranquilo, las personas son muy amables especialmente en el trabajo, cada uno colabora con el otro.

Sobre mi proyecto no puedo comentarles mucho porque es confidencial (“secreto federal”) y de estas cosas no se puede hablar dentro o fuera del trabajo. Por otro lado, si les puedo decir que la experiencia en este laboratorio nacional me va a convertir en una mejor persona y en un buen profesional. Podré aprender a diferenciar las horas que son trabajo de las que son para compartir con amigos, familiares y el tiempo para uno mismo. Aquí no se lleva trabajo para la casa, lo que trabajas es lo que realizaste en el edificio y ya cuando sales es tiempo para tu familia y para ti. Al otro día vuelves y retomas el trabajo. No les puedo negar que un buen sitio o un buen ‘’downtown’’ me hace falta para divertirme. Bailar los fines de semana me hace falta, pero al levantarme y ver el hermoso campo que rodea al campus y las montañas como un ‘’background’’ me hace olvidar toda esa vida ajorada que hay en la ciudad y todo esos malos ratos que uno pasa por culpa de otra persona que tuvo un mal día y quiere amargar el día de los demás. Aún recuerdo el día en que mi mentora la Dra. Oliva Primera me decía que el lugar era aburrido, pero que era muy tranquilo. Que siempre iba a ser el primero en la carretera esperando la luz porque es prácticamente un pueblo fantasma.

Tuve la fortuna de hospedarme en el ‘’Guest House’’ de PNNL, que es la casa donde viven muchos de los estudiantes que trabajan en el campus o que simplemente están de internado al igual que yo. Gracias a Dios fui muy dichoso y los apartamentos tienen de 7-8 cuartos, uno por persona y se comparte la sala, comedor y cocina. Me llevo muy bien con mis ‘’housemates’’, nos reímos, jugamos juegos de mesa y esta última semana disfrutamos viendo la Final de la NBA en la cual por supuesto ganaron los Cleveland Cavaliers, haciendo historia. Volviendo al tema de interés, mis semanas aquí han sido maravillosas. El salir a correr todas las tardes paralelo al ‘’Columbia River’’ es algo inexplicable, es un sensación y una experiencia que tienes que vivir para poderla apreciar de verdad. La temperatura aquí es algo difícil de comprender porque en la noche está a 48-50 grados y al medio día está a 102 grados, sumamente caliente. Hay días en que puede que haga fresco con vientos a 25 mph como puede haber días calientes en los que el viento está a 0 mph.

Gracias a este tipo de temperatura pude ir un día a escalar una montaña sumamente hermosa que se encuentra en el ‘’Mountain Ranieer National Park’’. Esta reserva es tan enorme que estuvimos viajando 1 hora y 45 minutos en carro para llegar a la estación desde donde caminaríamos al lago de la montaña. Las fotos podrán verlas más adelante y son hermosas. Vi un oso y sí, me asusté un montón, a pesar de que era un bebé porque su madre debía estar cerca vigilando. Estas diferentes experiencias no las habría vivido si no me hubiese dado la oportunidad de retarme como estudiante y como persona. Estoy logrando muchas cosas que jamás imaginé.

Quiero agradecer a mi mentora que siempre ha estado ahí apoyándome y guiándome durante este arduo camino. También quiero agradecerle a Jacqueline Guzmán que siempre me ha dicho las palabras que debo escuchar en el momento que lo necesito a pesar que sé y acepto que no me expreso mucho en lo personal. Muchas personas han sido peldaños en esta travesía y de verdad que se los agradezco mucho.

P.D. – Mi primer día de trabajo tuvimos un adiestramiento de seguridad por alerta de incendio. La persona a cargo del simulacro me ve llegando a trabajar y me dice que si podía hacerle el favor de seguirla. Inmediatamente pensé que tendría una amonestación por la vestimenta o por entrar por el lugar equivocado. Sin embargo, ella sólo quería que activara la alarma de fuego. Así que cumplí algo que quería hacer desde pequeño, bajar una alarma de esas, jajaj.

¡Qué tengan muy bonito verano cada uno de ustedes!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s